lunes, 16 de enero de 2017

Vacaciones diciembre 2016- enero 2017

Este último mes ha estado lleno de actividad. El 9 de diciembre fui a Argentina para el curso avanzado del modelo SCERTS para mejorar el trabajo con Bhai en especial. Fue buenísimo el curso y me llenó de energía para seguir trabajando este año ya con más experiencia y más conocimiento acerca de los aprendizajes que hay que promover en Bhai.
A mi llegada de Argentina tuvimos las presentaciones finales de los proyectos de este primer semestre escolar. Noe hizo su presentación musical de batería y coro y su National Park of Nocturnal Animals y Bhai hizo su presentación sobre las aves. Estaban muy contentos los dos con sus proyectos y sus logros del año.
Este semestre que pasó ha sido muy bueno para los dos. Noe tiene una profesora maravillosa que lo ha motivado a aprender y que hace que vaya feliz todos los días al colegio. Es muy creativa y los invita a ser muy creativos. Les da mucho espacio para que desarrollen sus intereses. En sus clases de batería cada vez está más contento.
Sus tareas las hace con criterio. El otro día llegó con un libro que había que leer. Empezamos y no entendía de qué se trataba. No le gustó. Era un libro sobre los derechos de los niños. Después de un fin de semana entero tratando de hacer la tarea como se la pedía la profesora de español, decidió escribir por qué razón no le parecía bueno el libro y a hacer un análisis acerca de lo que era un derecho para él. Conversamos acerca del tema:
Noe: Mamá, es que a mi esos que están ahí no me parecen derechos.
Yo: Para tí qué es un derecho?
Noe: Un derecho es por ejemplo el derecho a salir a montar en bici o a jugar en el parque. Osea, el derecho a jugar o a quedarse en la casa o...
Yo: ah, el derecho a hacer lo que uno quiere hacer?
Noe: Sí. Eso.
Yo: Bueno, pero que pasa si uno solo hace lo que uno quiere y sin tener en cuenta a los demás?
Noe: Osea, como irrespetar a los demás?
Yo: Sí.
Noe: mmmm Pues que ahí el derecho a la libertad se vuelve derecho a la maldad. El derecho a la libertad sin respeto se vuelve maldad.

Esa última frase fue el cierre de su reflexión para su tarea.

La presentación de batería de fin de año fue muy linda. Pongo aquí un par de videos para guardarlos para la posteridad.

video
video
video











































Durante las vacaciones estuvimos en muchos lugares moviéndonos todo el tiempo, teniendo tiempo en familia de pura calidad. Empezamos celebrando los 70 años de mi mamá en Anapoima,























seguimos a Suesca a llevar a la familia que vino desde Miami a visitarnos, luego celebramos los días navideños alrededor de la casa con más familia y muchos regalos para los niños (Bhai y Noe trabajaron arduamente para poder entregarle a cada miembro de la familia un regalo. Bhai hizo pulseras con su nombre o con el nombre de las diferentes personas y Noe hizo acrósticos con el nombre de cada persona. Nos demoramos más de un mes organizando ese proyecto y la felicidad de hacer cada parte de los regalos que entregaron los llenó de satisfacción a ellos y a quienes los recibieron, de sonrisas.

video

Durante esos días pescamos. Bhai aprendió de su hermano quien ya se ha vuelto un gran pescador y muestra una pasión por esta actividad. Pescaron cada uno su trucha. La midieron, la alistaron con la ayuda de Juanca y la comimos invitando a Tina y a Gus a cenar. 










Luego Noe se fue con sus abuelos de Arizona a Santander. Recorrió Barichara, Bucaramanga y la Mesa de los Santos. Mientras tanto Bhai estuvo en Ráquira proponiéndose aprender a contar chistes para el nuevo año que comenzaba. El propósito de Noe fue leer más rápido. Noe visitó cementerios y el cañón del Chicamocha, fotografió fósiles y compartió con sus abuelos mientras que Bhai recogió fósiles y visitó el Centro de Investigaciones Paleontológicas y recogió todos los fósiles que encontró para abrir un Museo. 























Al regreso de Noe, fuimos de turismo a Bogotá. Fuimos al Museo Nacional y luego al paseo en el tranvía con los personajes de la historia capitalina. Fue un día desafiante para mi pues como la mayoría de los paseos que hacemos los hacemos al aire libre en lugares rurales, en la ciudad Bhai tiende a hacer lo mismo que en el campo. poniéndose en riesgo con frecuencia. 










Luego de despedir a los abuelos de Arizona, regresamos a Ráquira para estar con los primos. Alla llegaron Vero, Emma y Mia y Tato, Pats, Samuel y Sofia. Compartimos todos con Tina y Gus unos días felices en la sencillez del campo. Pasamos felices yendo al río, jugando con ranas e insectos, corriendo y montando a caballo, caminando y recogiendo fósiles. Ese lugar tiene la magia de la sencillez. Solo que que uno necesita y con el campo abierto para inventar lo que la imaginación desee. 









Al regreso paramos en Suesca a recolectar miel y mañana vamos a Anapoima de nuevo a ver si logramos que gocen estar en el lago de esquí y tal vez pararse solos en unos esquís. Estoy segura de que el día que lo logren les va a encantar y asi podrán gozar más esa parte de la Pradera. Además uno de los propósitos de este año para mí, es lograr que Bhai haga más ejercicio y creo que ese sería un deporte que le gustaría.