martes, 25 de febrero de 2014

Curso de Logopedia en Lima 12

Noe con disfraz de Noe meditador

Oliendo la lavanda recién podada

Con su Proyecto Lego

Visitando a la nueva integrante

Proyecto de reciclados hecho con Charlie
Hoy el día ha transcurrido tranquilo. Ya me pasó la fiebre de tener plan todo el tiempo y esta semana desde el viernes hemos estado aquí en la casa haciendo distintas actividades cuando llegamos de donde Pati como a las 11am. Hay mucho para hacer. Todo se me ha convertido en oportunidad para trabajar en algo. Qué delicia tener el tiempo para tomarse todo como una oportunidad para el aprendizaje. Con las cosas más chiquitas se aprende. Es asi para todos. Así que entre saltar de M en M (los famosos círculos de papel pegados al piso húmedo alrededor de la piscina), lanzarnos bombas diciendo palabras con M, colorear la letra M y escribirla con lápiz, la siesta entre otras actividades, se nos ha pasado el día. Tengo dos anécdotas. Una es que estoy trabajándole a la "maña" que tiene Bhai de cambiar de tema y meterse en sus monólogos pues ya a esta edad empieza a verse raro ese comportamiento y algunos niños y adultos no lo entienden. Así que hoy estábamos en la casita en el árbol hablando de que íbamos a llevar a Pati ahí (a el se le ocurrió la idea de invitarla) y de repente empezó a hablar de "el segundo contenedor". Le dije que yo no le estaba entendiendo y que por favor no me cambiara de tema sin explicarme. Me dijo: "Ay mamá. Tu si sabes. Estoy hablando de la Dama de Rosa" (es un capítulo que le fascina de los Backyardigans, unos muñecos animados para su edad. Por supuesto que yo sí sabía de qué estaba hablando porque a mi también me fascina ese capítulo y lo hemos visto juntos muchas veces. No me funcionó hacerme la que no sabía. Pero entonces le dije que tenía que explicarle a la gente de qué estaba hablando porque había personas que no conocían a la Dama de Rosa. "¿Entiendes Bhai?" dije. "Sí, entiendo mamá"). Luego bajamos de la casa del árbol y estábamos alrededor de la piscina hablando de la M (haciendo un juego de saltar sobre letras M) y para y se queda quieto como estatua y dice: "un avecilla roja". Yo me quedé quieta también pues ahí si no sabía de qué estaba hablando. Entonces le pregunté: "¿de qué hablas Bhai?" y me dice: "Ahí. Mira un avecilla roja" señalando a los árboles donde estaba sentado un petirrojo con su pareja que es café. Salió hacia el cuarto y trajo su libro de aves que le regaló el abuelo Gus y buscó el "pechirrojo" según el y su pareja y decía: "mira, son iguales". Acto seguido me pidió que llamara a "Crishpish" (la tía Cris) para contarle. Le dije que no la podíamos llamar porque ella estaba de viaje y me pidió que llamara a la abuela Vicky. Afortunadamente estaba disponible y apenas le contestó le preguntó por Harry y les contó sobre el pechirrojo. Estaba haciendo un gran esfuerzo por hilar una historia y mostrárselas en el libro y en el árbol. Aquí alcancé a hacer un video de el expresando que quería contarle a Crishpish sobre el pechirrojo:

video

Hoy en las terapias Bhai estaba un poco disperso no se porqué. Trabajó bien al final de cuentas pero le costó más concentrarse que ayer. Hoy seguimos reforzando la M. Hicimos ritmos fonológicos. Trata de hacerlos pero le cuesta trabajo. Un ritmo fonológico es por ejemplo poner las sílabas en la mesa juntando dos y dejando una separada y entonces con las manos sobre la mesa o con las palmas seguir un ritmo MAMA         MA  o  MAMAMA        MAMA. Aveces lo hacía pero la mayoría de las veces decía MA una vez más o no respetaba el ritmo. Debo trabajar eso para irle afinando más el oído lo cual también le ayuda a diferenciar sonidos y entonación de palabras y frases. Preparó una ensalada de frutas con manzana, mango y mandarina y pidió sus masajes de lengua que le encantan. Hizo masa. 
Mañana seguiremos avanzando con Patricia pues terminó cancelando definitivamente su viaje a Venezuela. Luego nos vamos de paseo con mi amiga de los torneos de esquí, Caroll, 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario